Una historia difícil de establecer

El historial de la propiedad de Gras en Saint-Loup-de-Varennes es difícil de establecer.
La propiedad descansa sobre el terraplén que data de 1775, conservado por la municipalidad del pueblo.

Fuera de la granja y de la caballeriza, se distinguen varias partes : una está indicada como casa del dueño mientras que la otra está inscripta como sótano.

En 1867, Víctor Fouque consagra algunas páginas a esta casa. Reproducimos aquí su texto :

Cadastro completo del dominio de Le Gras à Saint-Loup-de-Varennes

« Desde que existe, perteneció a diferentes personas. La familia Niépce la había adquirido a un Sr. Rocault. Luego de la muerte de Claude y de Nicéphore Niépce, hubo que venderla con las tierras, los prados, las viñas, las granjas, el albergue, etc. que formaban parte de las dependencias, así como varios dominios situados sobre el territorio de varias comunas, para poder pagar las deudas contraídas y especialmente para subvenir a los gastos considerables de Claude Niépce en lo que concierne a sus máquinas, sus motores, el pireoloforo, las bombas hidráulicas y otras invenciones mecánicas.

La vivienda de Gras, así como los patios, jardines, tierras y construcciones que de ella dependían, fueron compradas por el Sr. Briveaux de Chalon. Vista de la calle, que de la gran ruta de Chalon a Lyon, conduce al ferrocarril, la parte de atrás de esta vivienda, presenta un conjunto uniforme. Pero no ocurre lo mismo con la fachada que da a los jardines.
La parte que componía la vivienda de los hermanos Niépce, y que es la mas cercana a la gran ruta, es más elevada y más grande que la otra parte que da sobre el antiguo patio, y en la cual están la pajarera y las otras construcciones.

Agrandissement du cadastre et représentation des trois lots.

El cadastro ampliado y la representación de los tres lotes.

Una division en tres lotes

El Sr. Briveaux, cuando hubo comprado la residencia, la dividió en tres lotes. El primer lote compuesto por la vivienda propiamente dicha, y los jardines que bordean la gran ruta, vendido primero a la Señorita Roy, hermana del Sr. Roy-Combes, negociante en Chalon, ha sido comprada en último lugar, por el propietario actual, el Sr. Besson, yerno del Sr. Thiébaut, de la casa de comercio Thiébaut y Brintet, de Chalon.

La otra construcción, menos importante que la anterior, constituyó el segundo lote, en el cual fueron comprendidos el patio, la pajarera, una porción del jardín, etc. Después de haberlo habitado y explotado durante varios años, Briveaux lo vendió al Sr. Bon padre, almacenero en Chalon. Un muro y anexos fueron levantados con el fin de separar las dos propiedades. Este muro y los anexos esconden en gran parte la vista de la casa del Sr. Bon, lo que da a esta vivienda un aspecto desagradable ; la hierba que crece libremente, en el patio, y las persianas siempre cerradas, le dan además el aspecto de una casa abandonada. Los jardines de las dos propiedades están separados por una cerca de madera.

El tercer lote ha sido compuesto de construcciones rurales, tales como la granja, el establo, la caballeriza, la perrera, etc. y un campo que tiene por cerca la valla del ferrocarril. Este lote ha sido comprado al Sr. Briveaux por el propietario actual, el Sr. Paillot-Dupuis. El Sr. Paillot ha ocupado una parte de esas construcciones, aquella que da sobre la calle del ferrocarril, para hacer de ella su vivienda.

El Sr. Bon a conservado las antiguas grande y pequeña puertas que dan acceso a su vivienda. Pero el Sr. Besson ha instalado una bella verja de hierro para acceder a su patio, o mas bien en sus jardines dibujados y mantenidos con mucho gusto y cuidado, y a los cuales agrega cada día numerosos embellecimientos.

Los ensayos de Niépce desde la ventana del altillo

A partir de la ventana del desván o mansarda, de la casa del Sr. Besson, del lado de la gran ruta, y que mira el albergue, Nicéphore a hecho la mayor parte de sus ensayos y de sus experiencias heliográficas. Hacía también a menudo desde una de las ventanas del Sr. Bon y que tiene como frente a frente, la pajarera, el horno, el techo de la granja, etc. mencionados en las cartas del 5, 28 de mayo y 2 de junio de 1816.
Exceptuado el peral de Beurré-blanc, arrancado recientemente para dar lugar a un cantero de flores, y algunos árboles del huerto, la pajarera, el horno, la granja, etc. , tan bien descriptos por Niépce en sus cartas, están todavía allí.

En la parte de la casa que pertenece al Sr. Bon, Nicéphore Niépce había establecido su laboratorio de química, así como un taller mecánico, en el cual hacía fabricar por Bon Langrois, los aparatos concebidos y descriptos por Claude Niépce, o los suyos propios ».

V. Fouque. La vérité sur l’invention de la photographie (La verdad sobre la invención de la fotografía). 1867.

one_fifth last=”yes” spacing=”yes” background_color=”” background_image=”” background_repeat=”no-repeat” background_position=”left top” border_size=”0px” border_color=”” border_style=”solid” padding=”” class=”” id=””]

Dirección y acceso a la Maison
LEER TAMBIEN

La restauración de la Casa
© Raphaël Gaillarde - Ce qu'il reste du château médiéval de Saint-Loup-de-Varennes dont les Niépce administrèrent les terres jusqu'à la Révolution.Los Niépce en Saint-Loup-de-Varennes
Niepce et Daguerre, "Les bienfaiteurs de l'humanité". Emballage de chocolat.Daguerre en Saint-Loup-de-Varennes
[/one_fifth]